Elena se despidió de los viajeros y se los pasó en mano a Mucca, que también probó el bambará con la hija de Elena.

Ahora ya en manos de Mucca, ella ha probado el bambará con su hijo mayor, que ya pesa 19 kg.

Anuncios