El bin-bin (tal y como se pronuncia en wólof) o bine-bine como se escribe en francés es un “cinturón” de perlas que llevan todas las niñas y mujeres senegalesas. La palabra wólof que significa “poco a poco” ha dado nombre estos bonitos adornos.

Puede ser fino o grueso, y con variadas formas y colores.

 

 

 

 

En bebés y niñas como elemento decorativo, unos cuantos bin-bin, nunca faltan.

En las mujeres, elemento sensual, oculto debajo su ropa, adorna las cinturas africanas dándoles colorido y misterio.

Anuncios